Publicidad

Ver películas románticas en pareja disminuye las probabilidades de divorcio. Según estudio

Vida de mamá
Foto: IG @sheridaningalls
Foto: IG @sheridaningalls

La llegada de los hijos podría ser comparada con un torbellino, aunque esta etapa es hermosa, si descuidas otras partes de tu vida por enfocarte al 100% a la maternidad, puede ocasionar destrozos imposibles de recuperar, sobre todo en tu relación de pareja.

¿Por qué no, en ocasiones se toman un tiempo para estar juntos? Sí, es cierto que los tiempos no siempre coinciden, o el cansancio no es el mismo, incluso, los gustos por hacer otra cosas diferentes puedan separarlos, pero… ¡inténtenlo!

 

A veces algo tan sencillo como ver una película romántica y comentarla, hace que se fortalezca la relación… no, no es broma, está comprobado científicamente que en realidad reduce el riesgo de divorcio.

Ver películas de romance con tu pareja  disminuye las probabilidades de divorcio. En un estudio de tres años, Ronald Rogge y sus colegas de la Universidad de Rochester descubrieron que ver una película  romántica funcionaba tan bien como una intervención terapéutica en pareja.

 

Para conservar la magia de la relación después de los hijos pueden elegir hacer varias cosas:  Elijan un día de la semana para salir solos sin hijos, para recordar que lo divertido que es disfrutar tiempo a solas. 

 

Escuchen de verdad cuando se cuentan su día; tanto lo qué pasó en el trabajo como en otras actividades.  Destinen unos minutos al día sin niños y sin pantallas, para compartir un té o una copa de vino. Pero, OJO sin distracciones.

 

No olviden que las relaciones duraderas se construyen día con día, y sus pilares son el respeto, la admiración, la igualdad, la complicidad, la confianza y la transparencia. Jamás den por hecho algo, siempre asegúrense que el mensaje correcto esté llegando a su pareja.

 

 

Consuelo Hernández

Semptiembre 19
Publicidad
Publicidad
Publicidad