Publicidad

Qué hacer si tu hijo vomita

Primeros meses
Foto IG: mamakish
Foto IG: mamakish

Los vómitos no siempre son graves y llegan a ser frecuentes en los niños, pero ¿sabes realmente qué hacer cuando tu hijo vomita? Checa esto.

 

Los vómitos en sí no son una enfermedad, vienen acompañados de una o como resultado de algo que sucedió, como un golpe en la cabeza. Generalmente son por cosas que no se consideran graves, pero también, en menor medida, pueden ser indicio de algo más importante a tratar.

 

Muchas enfermedades pueden llevar vómitos, como la gripa debido a las flemas, de ahí la importancia de detectar qué otros síntomas hay o todo el contexto para saber qué hacer. Pueden venir después de un golpe en la cabeza, o por una infección en el estómago, otitis, infecciones en las vías urinarias o situaciones más graves como neumonía o meningitis.

 

¿Qué hacer?

Si el vómito es aislado, es decir, no hay otra enfermedad, no forces al niño a comer, tranquilízalo si es que se asustó, y ofrécele pequeñas cantidades de alimentos y bebidas azucaradas.

 

Si los vómitos son frecuentes y seguidos y no tolera los alimentos, hay que dar bebidas azucaradas, como jugos, suero o leche en pocas cantidades (una cucharada) cada 10 o 15 min para evitar la deshidratación. Es probable que tu hijo tenga sed, pero si bebe demasiado, podría volver a vomitar, de ahí la importancia de dar poca cantidad varias veces.

 

Si el niño sigue vomitando, mejor espera un poco para darle alimentos o bebidas. Nunca debes forzar a un niño a comer después de vomitar.

 

Si están acompañados por diarrea es importante que le des a tomar sueros hidratantes especiales para niños, pueden ser en polvo o ya preparados. Y evitar las soluciones caseras, pues podrían no tratar la deshidratación de manera adecuada. Recuerda que entre más pequeño el niño, el riesgo de deshidratación es mayor.

 

Siempre es importante consultar a tu pediatra y no darles medicamentos para controlar el vómito a menos que te lo indique el especialista.

 

Casos en los que hay que ir a urgencias o con su médico:

  • Si el vómito es después de un golpe o traumatismo.
  • Si el bebé tiene menos de 4 meses y ha vomitado más de 2 veces y tiene fiebre.
  • Si son vómitos con sangre, colores oscuros o color verdoso.
  • Si no deja de vomitar aunque no haya tomado líquidos.
  • Si está decaído, adormilado, tiene mucha sed, ojos hundidos, lengua seca, llora sin lágrima o no hace pipí, podría ser deshidratación.
  • Si tiene mal estado en general, está irritado, pálido y decaído.
  • Si tiene dolor abdominal y éste se encuentra duro o hinchado.
  • Si ha ingerido algún tóxico o medicamento.
  • Si tiene dolor de cabeza, fiebre alta y manchas rojas en la piel.

 

Ahora que sabes qué hacer si tu hijo vomita, pon en práctica todos estos consejos.

 

Fuente: Sociedad Española de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica.

Silvia Ruiz

Octubre 13, 2021
Publicidad
Publicidad
Publicidad