Publicidad

Creo que jamás olvidaré ese día

Vida de mamá
Foto: IG @the.katerina.winemixer
Foto: IG @the.katerina.winemixer

Nunca pensé que publicaría la foto de la izquierda. No creo que jamás olvidaré ese día. Estaba cubierta de comida derramada,  al borde de los gritos. Luke tuvo  reflujo en los primeros meses y cada día se sentía como una montaña rusa. Mi esposo había tenido que irse una semana fuera por su trabajo. Estaba sobreviviendo con 3 horas de sueño y no había nadie que se ofreciera a darme 30 minutos de paz para poder cuidar a mis otros dos hijos,  tomar un baño, o ir al baño.


Me sentí TAN derrotado. Quería llamar a mi esposo y rogarle que volviera a casa y me ayudara, quería gritar pero Luke estaba gritando lo suficiente para los dos.

 
Tomé esta foto para que un día pueda mirar hacia atrás y saber que lo superé. Me lo iba a guardar para mí, pero me di cuenta de que podría haber otra mamá ahí fuera. Sintiéndose tan perdida, tan derrotada y simplemente nerviosa tratando de averiguar si se le está acabando la leche materna mientras no puede sentarse porque los puntos de la episiotomía son muy dolorosos.

Quería compartir esto porque así es como se siente la maternidad. Un día te sientes como la definición bien y al siguiente sientes que no puedes respirar.
 
Quería compartir esto porque si alguna mamá se siente así, sabe que no estás sola, lo superarás y sí, incluso con los días malos, todo valdrá la pena. Todas atravesamos juntas este hermoso y aterrador viaje y todas lo superaremos.

 

Texto y foto: @the.katerina.winemixer
 

Colaboradora

Mié, 12/02/2020 - 08:24
Publicidad
Publicidad
Publicidad