Publicidad

Guía rápida para bañar a tu recién nacido

Primeros meses
Foto: IG @chasingthesummerfields
Foto: IG @chasingthesummerfields

Uno de los momentos que más estrés, nervios y miedo causan es cuando tenemos que bañar a nuestro recién nacido. ¿Cómo bañar a esa personita que se ve tan frágil y que puede resbalarse de mis manos?

 

En cuanto lo tenemos en nuestros brazos en el baño se nos llena la cabeza de preguntas: ¿Cuáles son los primeros pasos que debo seguir?, ¿cómo lo agarro?, ¿cuál es la temperatura adecuada? y pareciera que no lo lograremos. Sin embargo, todo esto puede desvanecerse con una guía práctica que poco a poco nos ayudará a disfrutar este momento con nuestro bebé:

 

1.  La frecuencia con la que lo bañemos la decidiremos nosotros, de acuerdo al clima y su tipo de piel. Es importante elegir productos con ingredientes emolientes para evitar que su piel se reseque.  

 

2. Tengamos cerca de nosotros todo lo necesario, así no perderemos la atención en el bebé.

3. La temperatura del agua debe ser entre 34 y 38 °C, puedes medirlo con un termómetro para agua, incluso algunas tinas lo tienen integrado. Con 5 o 10 centímetros de agua en la tina bastará.Suena poco, pero es suficiente.

 

4. Recarguemos el cuerpo de nuestro bebé sobre nuestro antebrazo y sostengamos con firmeza su cabeza en la mano. Si lo bañamos en regadera, lo ideal es ponernos una playera para evitar que se nos resbale.

 

5. Humedezcamos una toalla pequeña para asear cara, orejas y pliegues del cuerpo.

 

6. Al momento de secarlo, evitemos frotar la toalla, mejor demos toques suaves para no lastimar su piel.

 

7. Apliquemos crema humectante,  y usemos un cepillo de cerdas suaves. Además, este es buen momento para cortar las uñas y asear su nariz.

 

El siguiente video nos muestra cada punto, para tener una idea más clara de lo que debemos hacer para conectar y fortalecer el vínculo con nuestro bebé.   

Naran Xadul

Julio 24
Publicidad
Publicidad
Publicidad