Publicidad

Fortalece el sistema inmune de tu hijo para que alcance su máximo* desarrollo integral

Preescolares
Foto: Twenty20
Foto: Twenty20

Quisiéramos que nuestros hijos siempre estuvieran sanos, para seguir explorando el mundo a través del juego y ver sus caritas de sorpresa cuando aprenden algo increíble. Sin embargo, no podemos eliminar totalmente a los virus y bacterias que causan las enfermedades y no podemos evitar sentirnos tristes cuando vemos sus ojitos “apagados” cuando se sienten mal. 

 

Pero, lo que sí podemos hacer es prevenir y reducir la frecuencia de infecciones al fortalecer el sistema inmune de nuestros niños pequeños con acciones sencillas pero muy poderosas.

 

Además de enseñarles a mantener una buena higiene como lavado de manos y uso de gel desinfectante, si nuestros hijos tienen entre 1 y 3 años, es necesario tomar en cuenta otros aspectos como los siguientes:

 

Lactancia prolongada

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda continuar con la lactancia materna hasta los dos años de edad, (sin embargo puede prolongarse mucho más, para lo cual recomendamos visitar a su asesor de lactancia), porque no sólo proporciona nutrimentos que complementan su desarrollo, sino que contiene anticuerpos que fortalecen el sistema inmune y ayudan a combatir las infecciones.

 

Además, la American Academy of Pediatrics señala que los probióticos presentes en la leche materna favorecen el equilibrio de la flora intestinal de los niños pequeños, es decir, aumentan la presencia de bacterias buenas que son las que se encargan de evitar el desarrollo de las que favorecen las enfermedades.

 

En caso de que nuestros hijos mayores de 1 año ya no tomen leche materna, elijamos con una recomendación médica, una leche de crecimiento que impulse su desarrollo integral y asegúrate que contenga 5 HMOs, probióticos BL y proteína selecta A2, que son nutrientes que fortalecen el sistema inmunológico y contribuyen a su máximo desarrollo integral, en conjunto con un cuidado materno adecuado, un ambiente de respeto, amor, confianza, comprensión, tolerancia, vigilancia médica periódica y un estilo de vida saludable.

Naranxadul  

La leche materna es el mejor alimento para los bebés y deberá continuarse el mayor tiempo posible.

NAN®️ 3 SUPREME PRO no es un sucedáneo de la leche materna sino un alimento para niños de corta edad a base de leche para niños mayores a un año.

® Marcas registradas usadas bajo licencia de su titular Société des Produits Nestlé S.A. Case Postale 353, 1800 Vevey, Suiza.

*En conjunto con un cuidado materno adecuado, un ambiente de respeto, amor, confianza, comprensión, tolerancia, vigilancia médica periódica y un estilo de vida saludable. 

 

2. Comida con los colores del arcoíris

La alimentación es la clave para prevenir el desarrollo de enfermedades, Es importante que contenga alimentos con vitaminas y nutrimentos que fortalezcan su sistema inmune. Una forma de lograrlo es guiarnos con los colores del arcoíris. Por ejemplo, podemos servir un plato que contenga:

 

  • Vitamina C: pimiento morrón (verde), fresas (rojas), naranjas (anaranjado), brócoli (verde), leche de crecimiento (blanca), uvas (morado), zanahorias (anaranjado), piña (amarillos)
  • Vitamina D: salmón, atún, champiñones(blanco), queso (blanco), mantequilla.
  • Probióticos: alimentos fermentados como el yogurt (blanco), kefir o pepinillos (verde) y algunas leches de crecimiento.
  • Zinc: avena (blanco), almendras (café), pollo (blanco), res (rojo).

 

Y para hacer más apetitosos los alimentos para los niños, podemos usar especias como ajo, cebolla, jengibre, tomillo.

 

3. Evita la exposición al humo y pesticidas

Alejar a nuestros hijos del humo de cigarrillos o pesticidas para prevenir que respiren toxinas que contaminan sus pulmones. 

 

4. Usar antibióticos sólo cuando es necesario 

Si nuestros hijos se enferman y de inmediato les damos antibióticos cuando no es necesario, como en el caso de la gripe o resfriado, en lugar de ayudarle sólo estamos perjudicando su sistema inmunológico. 

 

Además, de que algunas bacterias se vuelven resistentes a los antibióticos y son más difíciles de tratar. Por eso es importante evitar la automedicación y siempre acudir con nuestro especialista de la salud para que le den un tratamiento adecuado a nuestros hijos.

 

5. Reducir el estrés en familia

El estrés debilita el sistema inmune y afecta su desarrollo integral, así que lo ideal es que realicemos actividades que sean agradables para los niños y toda la familia, que libera hormonas como la oxitocina, llamada también como la hormona de la felicidad, y que ayuda a reducir el estrés, el cual también debilita el sistema inmune.

 

Si ponemos en práctica estos consejos todos los días, estaremos seguros que nuestros hijos tendrán un sistema inmune fuerte que ayude a prevenir el desarrollo de enfermedades y tengan un máximo desarrollo integral hoy para un mejor mañana.

 

 

 

 

Naran Xadul

Semptiembre 19
Publicidad
Publicidad
Publicidad