Publicidad

Habilidades que desarrollan los niños cuando juegan al aire libre

Criando con consciencia
Foto IG: mamakish
Foto IG: mamakish

Además de ser muy divertido, jugar con tus pequeños al aire libre tiene enormes beneficios para su desarrollo tanto físico como social.

 

Es una gran forma de ayudarlos a practicar su motricidad gruesa y desarrollar habilidades como el balance, el control del cuerpo, la coordinación y la fuerza.

 

Estas son 5 formas de estimular la motricidad gruesa de tus hijos al aire libre:

 

1. Jugar en los columpios o resbaladillas:

Estos juegos le ayudará a fortalecer sus antebrazos, manos, piernas y bíceps. Mientras sube las escaleras de la resbaladilla, enséñale a subir la pierna de un lado y después la mano del otro, a esto se le llama movimiento cruzado y les ayuda con la lecto-escritura.

Resbaladilla
Mis hijos aman esta resbaladilla My fiesta First slide de Little Tikes

 

2. Construir una casita:

Además de pasar un rato súper divertido, practicando el juego de roles, tan importante para su desarrollo cognitivo y social,  fomentará su concentración, esta actividad ayudará a tus hijos con sus habilidades motrices al mismo tiempo que ejercitan su cuerpo.

Casita
Esta casa es Build a House de Little Tikes

 

3. Andar en carrito o bicicleta:

Cuando los niños andan en carritos o bicicletas ganan fuerza y estabilidad. Además de tener mayor seguridad en sí mismos y recorrer algunos metros de manera independiente les regala una nueva percepción del espacio y del tiempo.

Carritos
Los dos coches favoritos de mis peques Cozy Coupe y Little Tikes Princess Horse & Carriage

 

4. Juegos en grupo.

Cuando los niños se organizan para jugar en grupo con sus amigos, aprenden habilidades sociales como tomar turnos y respetar el trabajo de los demás. Los juegos al aire libre son una excelente opción para desarrollar su planificación motora.

foodtruck
Cocina Little Tikes food truck 2 en 1.

 

5. Juegos con pelotas:

Cualquier actividad que involucre una pelota, potencia las habilidades motoras de tus hijos. Por ejemplo, si batea una pelota, estará mejorando su coordinación mano-ojo y también estará fortaleciendo sus brazos. Si juega a patear una pelota, estará mejorando su fuerza en las piernas, equilibrio y coordinación.

 

Silvia Ruiz

April 22
Publicidad
Publicidad
Publicidad