Publicidad

11 sencillas maneras de aumentar la seguridad y el autoestima de tu hijo

Criando con consciencia
Foto: IG @lu_mulloy
Foto: IG @lu_mulloy

Si estuviera en un parque sentada en círculo con varias mamás, les haría la siguiente pregunta: 

 

¿Quién quiere tener hijos seguros de sí mismos y con buena autoestima? 

 

Seguro más de una la levantaría la mano sin dudarlo. ¿Por qué?

 

Porque sabemos que son habilidades esenciales para el resto de la vida y que se fomentan en casa desde que somos muy pequeños.

 

Pero en el día a día es muy fácil perder la visión y afectar las emociones de nuestros peques sin querer y sin darnos cuenta con nuestras actitudes y palabras.

 

Ahora que soy mamá me pongo a prueba a diario, me gusta observar las reacciones que mis acciones (positivas y negativas) provocan en mi hija. Un simple tono de voz puede marcar la diferencia en que se sienta agredida o comprendida.

 

Con acciones, actitudes y palabras sencillas podemos potenciar la seguridad en nuestros hijos y fortalecer su autoestima. Aquí te comparto algunas ideas que seguro te pueden ayudar:

 

 niño

Foto: IG @burtsbriplease 

 

Déjalos tomar decisiones. 

 

Y hablo de decisiones sencillas como qué ropa se quieren poner o qué zapatos prefieren usar aunque estos no sean los que nosotros quisiéramos porque no combinan. Permítele a tu hijo decidir sobre sí mismo para reforzar su capacidad de toma de decisiones y así tú te evitarás conflictos innecesarios. 

 

Explícales todo lo que pasa a su alrededor. 

 

A los niños pequeños les asustan los ruidos o sonidos fuertes. Más de uno se puede espantar al escuchar la licuadora, aspiradora o los secadores de manos de los centros comerciales. 

 

Si te anticipas y le explicas a tu hijo que escuchará un ruido fuerte y que es pasajero, le estarás dando tiempo para que se prepare emocionalmente ante esta situación y, por lo tanto, no sentirá tanto miedo. Y digo “tanto” porque aún así le dará miedo, pero tu compañía y las palabras que le trasmitiste le ayudarán a sentirse seguro. 

 

Ayúdale a buscar soluciones y ofrece alternativas. 

 

Es común que los niños pequeños rompan algún juguete, derramen el agua o manchen los muebles de la casa, pero, ¿qué pasa si gritas o regañas? Trasmites inseguridad de inmediato. Intenta respirar en lugar de gritar, recuerda que tus hijos aprenden del ejemplo y están en pleno aprendizaje y no es que lo hagan a propósito y mucho menos para molestarnos. 

 

Juntos pueden buscar soluciones y alternativas. 

 

Si se rompió un juguete porque lo aventó, lo golpeo en el piso o simplemente no aguantó la fuerza ejercida; explícale la razón y ofrece una alternativa diciéndole: “Si avientas o golpeas tus juguetes en el piso se pueden romper como le pasó a éste, aunque sé que no querías hacerlo”. Y entonces ofreces una solución: “podemos arreglarlo con un poco de pegamento o cosiéndolo”. 

 

Lo mismo con el derrame de agua: “Cariño, si no sujetas con las dos manos el vaso se puede caer el agua al piso, pero podemos arreglarlo limpiando con este trapo o servilleta, ¿Me ayudas?”

 

El matiz que le damos a la situación es diferente porque involucra un aprendizaje. Su autoestima se fortalece pues el mensaje es “si te enfrentas a un problema, puedes darle solución”. 

 

No premies ni castigues. 

 

No suelo premiar a mi hija si hace algo bien y mucho menos castigarla si hace algo “mal” a mi parecer. Los premios o castigos no educan, al contrario, pueden repercutir de forma negativa en el autoestima y la seguridad de los peques. Por ejemplo, si lo premias por lavarse los dientes, en automático el niño asociará que siempre merece un premio por hacerlo y cuando no se lo des no querrá lavárselos. 

 

Por otro lado, si castigas alguna “mala” actitud de tu hijo seguro tendrás resultados de inmediato, pero no porque comprenda que ciertas cosas no se hacen sino porque le dará miedo tu comportamiento y ante el miedo los niños tristemente sucumben. Al ver tu reacción seguro tu hijo se sentirá temeroso y, por lo tanto, inseguro. 

 

Hazles saber que son miembros y parte importante de la familia.

 

Y me refiero a la familia moderna en el sentido de que no necesariamente debe ser papá/mamá/hijos. En casa solemos expresar constantemente que somos “una familia” y que Larissa es una parte muy importante. Ella misma ha llegado a decir: “ésta es mi familia” mientras nos abraza con ambos brazos y nosotros nos sentimos felices de que lo exprese y reconozca, porque esto le genera un sentido de pertenencia. 

 

Evita transmitir tus miedos.

 

¿Cómo criar niños inseguros? Muy fácil, sólo transmíteles tus miedos

 

Seguro más de una vez has dicho o escuchado la frase “No te subas ahí que te vas a caer” y acto seguido se cae tu hijo. Y no me refiero a dejarlo subir y asomarse por la ventana él solito. Pero ¿por qué no permitirle experimentar y explorar cuidándolo? “¡No pises ese charco de agua que te vas a mojar!”, pero, ¿por qué no? ¿porque se va a ensuciar la ropa?, ¿porque va a agarrar una enfermedad tan fuerte que no se parará de la cama en semanas?

 

Cuando le repetimos a nuestros hijos una y otra vez que no son “capaces” de hacer algo, estamos fomentando su inseguridad, los subestimamos y lo peor es que ellos se lo creen. Qué te parece si mejor le permites ser, si cae o no cae será su aprendizaje, lo habrá intentado y no se sentirá reprimido. 

 

Recomendación: Estáte siempre cerca de él por si te llega a necesitar, cuidándolo pero conservando algo de distancia. Sé que aún así seguirás sintiendo miedo de que se llegue a lastimar, pero no se lo digas ni se lo demuestres, mejor mantente alerta. 

 

Evítale ver peleas entre adultos.

 

Es triste, pero real. En la infancia hay muchas cosas bellas que no recordamos como: viajes, festejos, cuando empezamos a hablar o a caminar, pero si hay algo que nunca olvidamos, son las peleas entre nuestros padres. Gritos, golpes y cosas que vuelan de un lugar a otro siempre quedan marcados en algún lugar de nuestra memoria. Yo tengo muy presente una ocasión en la que mis papás se encerraron en su habitación a discutir y hasta se aventaron cosas, y mi esposo también me ha dicho que no olvida cuando sus papás peleaban…

 

Evita que tus hijos vean estas escenas por su salud mental.

 

Expresa tus sentimientos con besos, abrazos y palabras.

 

Esta es la forma más hermosa y fácil de fomentar la seguridad y el autoestima en bebés y niños pequeños. 

 

Ayúdale a expresar sus sentimientos aún cuando sean negativos.

 

A esto los expertos le llaman “inteligencia emocional” y significa ponerle nombre a los sentimientos. Permite que llore pero no lo dejes solo, que exprese su frustración, su coraje, su alegría y cuando ya esté más tranquilo, explícale por qué se sintió así.

 

“Te enojaste y lloraste porque no te deje agarrar las tijeras, pero lo hice porque te podías lastimar”. Ayudarle a nuestros críos a expresar sus emociones y que aprendan a identificarlas generará una buena autoestima y se sentirán seguros de poder expresarlas aún cuando no estén en casa.  

 

Juegen juntos.

 

El juego es la mejor forma de aprender, conectar, conocer y darnos cuenta de los sentimientos de nuestros hijos. Jugar es la palabra favorita de todos los niños y si juegan juntos será más divertido y motivante. Ya sé que a veces da flojera pero aprovecha la oportunidad de construir hermosos recuerdos, permítele decidir cómo quiere jugar y permítete desconectarte de tus obligaciones aunque sea por un rato. 

 

Sorpréndete por sus descubrimientos y logros.

 

Así sea la cosa más mínima como armar una torre con bloques o ver comer a un pájaro, tu peque mirará tu cara de asombro, imagínate la motivación y sensación de logro que le estás transmitiendo. 

 

 

Por Nayeli Herrera para Naran Xadul 

Educadora de Padres certificada en Disciplina Positiva.

ww.GuiaDeMama.com

http://www.facebook.com/Guiademama

Publicidad

NaranXadul

Febrero 8, 2018

Conoce los cursos que tenemos para ti y sé la mejor Mamá que puedes ser.

Como ayudar a tu bebé a dormir mejor
Este curso te explicará por qué los bebés se despiertan constantemente, cómo asegurarte que tu bebé duerme seguro y te dará consejos para que duerma mejor.
Primeros auxilios
En este curso nuestra experta te dirá cómo prevenir los accidentes y qué debe hacer en cada situación.
Berrinches
Este curso en línea te explicará por qué tu toddler hace berrinches y cómo lo puedes ayudar en esos momentos.
Adiós al pañal
Este curso aprenderás el camino a seguir para que tu peque deje el pañal.
Destete
Te ayudamos a llevar este proceso de la más amorosa manera.
Publicidad
Publicidad
Publicidad