Publicidad

El abrazo de Nina

Vida de mamá
Damar Hamlin
Damar Hamlin

Dentro de las muchas cosas que nunca me imaginé hacer por mis hijos es ver fútbol americano. Más allá de verlo, nunca pensé que fuera realmente a disfrutarlo y a descubrirlo como una manera de conectar con mi casi-adolescente.

 

Ayer en la noche, me ganó más la piel de mamá. El lunes, Damar Hamlin jugador de los Bills de Buffalo, se desvaneció a mitad del campo de juego después de recibir un fuerte impacto en el pecho de parte de uno de los jugadores del equipo contrario. Al momento de escribir estas palabras, Damar sigue en estado crítico en el hospital.

 

Fuera de la controversia sobre la propia naturaleza agresiva del fútbol americano, la reacción tardía de la NFL para cancelar el juego y demás politiquería, decidí compartir mi experiencia como madre mientras veía estas escenas.

 

Cuando te vuelves mamá, es difícil dejar de ver el mundo bajo este filtro. Pensé en la madre del jugador, pensaba en mi hijo. Compañeros y oponentes de juego se unieron a medio campo a pedir por la recuperación de Damar mientras a mí se me llenaban los ojos de lágrimas.

 

Sí, las escenas fueron muy impresionantes, pero reconozco que lo que más me llenó el corazón de angustia fue el dolor y angustia compartido por la madre del jugador, Nina. Menos de dos meses atrás un video de los dos se hizo viral en redes, cuando el jugador profesional se tomó un par de segundos del partido para ir a abrazar a su mamá. Ese abrazo que hoy debe estar añorando una mujer en la sala de espera de un hospital.

 

Sigo pensando en las imágenes de ese partido. Encuentro paz en asomar la cabeza al cuarto de mi hijo y verlo dormir. Que todas las madres encuentren paz en la salud de sus hijos. Que la madre de Damar pueda volver a abrazar al suyo. Que nuestra angustia compartida se transforme en energía sanadora.

Publicidad

Karina Villarreal

Enero 4, 2023
Publicidad
Publicidad
Publicidad