Publicidad

6 tips de mamás para dormir más cuando no duermes casi nada 

Primeros meses
Foto IG: senaenelson
Foto IG: senaenelson

Una de las cosas más duras que vivimos todas las mamás es cuando no podemos dormir lo que quisiéramos una vez que nace el bebé.

 

Para algunas suertudas, son sólo los primeros meses, pero otras podemos aventarnos hasta un año durmiendo sólo 4 horas de corrido por las noches. 

 

Si bien los cursos del sueño, las rutinas y el colecho son grandes aliados, muchas veces nos enfocamos tanto en que los bebés duerman, que nosotras nos quedamos en el limbo y no logramos aprovechar esas horas que nuestras criaturas nos regalan.

 

Es por eso que aquí te comparto 6 reglas de oro para que puedas dormir al menos un poquito más, o tengas un sueño más reparador, de parte de todas las mamás del equipo de Naran Xadul. 

 

  1. Colecho y lactancia es el combo ganador

 

Así puedes amamantar casi dormida, o literal dejarte las bubis de fuera y que tu bebé se acerque en las noches a servirse solito mientras tú sigues descansando. Eso de pararse e ir a otra habitación es desgastante. 

 

  1. Deja un cambio de pañal listo cerquita del colecho y ponle mamelucos de cierre

 

Así haces el cambio rápido, sin tener que abotonar diminutos botoncitos que no se ven y regresas a acostarte sin activarte. Modo zombie, pues. 

 

  1. Deja el celular en un cajón y duérmete junto con tu bebé

 

Muchas veces nos quedamos viendo Instagram y cuando nos damos cuenta ya la criatura lleva una hora dormida y nosotras ni para cuando. Deja tu cel lejos, arrulla a tu bebé y deja que su sueño llame a tu sueño. Además es un momento de conexión muy bonito que te ayudará a dormir una siesta, o 3 horas bien reparadoras. 

 

  1. Organiza que a tu marido le toque la primera toma de la mañana con biberón o hagan guardias

 

Y si sí lo logras, usa un antifaz y tapones para los oídos. Esto puedes hacerlo de vez en cuando para que te recuperes de tantas desveladas. 

 

  1. Cortinas black out y duerme cuando tu bebé duerma

 

Vas a tener que priorizar tu descanso y tal vez tu casa no va a estar reluciente, pero lo más importante es que estés descansada, porque eso bajará tus niveles de estrés y ansiedad. Las cortinas que bloquean toda la luz podrán ayudarte a tomar siestas durante el día y a conciliar mejor el sueño. 

 

Sigue la regla de las abuelitas, de verdad, si el bebé duerme, mamá también.  

 

  1. Aceites esenciales y meditación 

 

Pon un difusor cerca de tu cama y usa aceite esencial de lavanda o mandarina que te ayude a relajarte y conciliar el sueño, esto incluso le puede ayudar a tu bebé a relajarse.  

Y si te cuesta trabajo conciliar el sueño por todo lo que pasa por tu mente, cierra tus ojos, pregúntate qué pensamiento viene ahora para que te conectes con el presente y empieza a imaginar que estás en una hamaca meciéndote de un lado a otro. Verás como logras conciliar el sueño de inmediato. 

 

¿Qué otro consejo te funcionó a ti para rendir más?

 

Silvia Ruiz

April 22
Publicidad
Publicidad
Publicidad