Por qué los maridos tardan tanto haciendo del baño y por qué deberían de dejar de hacerlo

Vida de papá
Foto IG: fifo_dad
Foto IG: fifo_dad

¿No creen que los hombres tardan demasiado cuando van a hacer sus necesidades? 

 

A veces siento que lo usan para deshacerse de sus responsabilidades y que mientras están ahí sentados en su trono de porcelana con su celular en la mano se les olvida que afuera hay un mundo que los necesita haciendo otra cosa, algo como lavar los trastes o jugando con los niños. 

 

Ni locos dejarían que los niños entraran con ellos, no como nosotras que aprendimos a hacerlo rápido y menos veces al día, de preferencia en las tardes cuando estamos completamente con las bendiciones. 

 

¿Por qué no les hace bien pasar las horas sentados en el trono?

 

Y al parecer no soy la única preocupada por este tema. De acuerdo con una investigación realizada en 2017 y publicada por la revista de ciencia, Soft Matter, la forma en la que los humanos y los animales defecamos arroja datos importantes de enfermedades y hábitos, pero lo más sorprendente de este estudio, y que podría ser sumamente revelador, es que la duración en la que tardamos los mamíferos en deshacernos de todo lo que está alojado en los intestinos es de 12 segundos. 

 

¡12 segundos! Por lo que si tardamos más que eso es porque tenemos un problema de estreñimiento y hay que aumentar la ingesta de fibra y líquidos. 

 

Así que si tu marido tarda media hora en el baño, una de dos, o tiene un problema severo con su digestión, o está muy entretenido con su celular. 

 

Muchas veces no nos metemos en lo que las en las personas hacen al cerrar la puerta del baño, porque claramente no son agradables. Es por eso que también este lugar se ha vuelto en un “espacio sagrado”, libre de todas las responsabilidades, y eso aplica hasta en el trabajo. 

 

Puedes apagar el WiFi, pero nada te asegura que tu marido saldrá a los 2 minutos, así que puedes permitirle ese momento para él, o hablar seriamente de lo que realmente está sucediendo, y no me refiero a sus necesidades biológicas, sino a la forma en la que escapa para no hacer sus labores como papá por estar en el baño. 

 

Estaría bien que a partir de ahora nos tomemos esa media hora en el baño, como ellos, y sin niños llorando en la puerta de preferencia.

 

 

 

Silvia Ruiz

Lun, 02/03/2020 - 11:20