Publicidad

Que su relación de hermanos sea buena, depende mucho de ti

Vida de mamá
Photo: @chasingthesummerfield
Photo: @chasingthesummerfield

Jamás negarás que tu hermano o hermanos son las personas que te conocen mejor que nadie. Pueden pelearse, gritarse o dejarse de hablar por horas o por días, pero sabes que en cualquier momento que lo necesites estará a tu lado apoyándote.                                          Es importante que como papá o mamá fomentemos un estrecho vínculo entre ellos, a través de experiencias positivas y algunas otras estrategias que sean tan sencillas que parezcan desapercibidas entre ellos o que las vean como algo normal:

1. Realiza actividades donde jueguen juntos

Los pequeños suelen tener mejores relaciones con sus hermanos cuando comparten actividades donde se divierten los dos. No importa la diferencia de edades, sólo tienes que adaptar un poco las cosas para que todos encuentren interés en ellas.  

2. Evita interrumpir o involucrarte si se están divirtiendo juntos

Si ves que tus hijos están pasando un rato agradable, déjalos. No los interrumpas, mejor apoya el momento para que se alargue.

3. Eleva los niveles de oxitocina

¿Cómo hacerlo? Muy fácil, pónganse a bailar, a correr, a reír, a hacerse cosquillas. Esta carga química estrecha los vínculos entre las personas.

  4. Reserva un tiempo especial para  cada uno de tus hijos.

Esto funciona muy bien cuando el rango de edades es muy amplio. La idea es establecer una conexión con cada uno y  que ellos se sientan observados por su mamá. Un tiempo para conocer sus gustos, lo que hacen, lo que les inquieta, les atemoriza o simplemente para decirles lo que sientes por ellos. Esto ayudará a no generar resentimientos y luchas entre ellos con respeto al cariño y la atención de sus padres.    

5. Nunca se olviden de la despedida nocturna

No importa que uno se vaya a dormir antes que el otro o que estén enojados. Enséñales a darse las buenas noches y decirse cuánto se aman. Incluso, si tienes un hijo mayor que sepa leer, pídele que en ocasiones le lea cuento a su hermanito.

  6. Enséñales a ayudarse y a estar al pendiente de otro 

Muéstrales la importancia de cuidarse los unos a los otros. Por ejemplo, si alguno de ellos se lesiona o lastima, pídele al otro que te ayude a sanarlo y procurarlo.  

7. Haz que trabajen en equipo

Si tienen que ir a la escuela a la misma hora o tienen un compromiso en un horario establecido, pídeles que trabajen en equipo para que puedan salir a tiempo. Incluso, pueden realizar tareas en casa donde ambos se ayuden.

  8. Lo que  TÚ puedes hacer como padre es permanecer neutral y mostrarles algunas técnicas para solucionar conflictos como escuchar, expresar sus necesidades sin atacar.

  Nunca hay que olvidar que nuestros hermanos son nuestros cómplices de aventuras y los mejores amigos que la vida nos dio, así que solo hay que aprovechar que los tenemos para disfrutar momentos agradables con ellos.

NaranXadul

Semptiembre 19
Publicidad
Publicidad
Publicidad