Publicidad

Mamá: que tu hijo no quiera prestar sus juguetes es normal

Criando con consciencia
Foto: IG @giaenlavida
Foto: IG @giaenlavida

Una amiga de mi hija vino a pasar la tarde en nuestra casa, al verse se emocionaron, sacaron juguetes, muñecas, rompecabezas y botes de burbujas para divertirse, pero después de un rato…

 

¡Llegó el caos! Empezaron a pelear por la misma muñeca, jalándola de un lado a otro.

 

 

Como es su muñeca favorita, mi hija no la quiso prestar y debo confesar que no había forma de hacerla sentir empatía, lo cual me frustró mucho, pues la otra pequeña se entristeció y alejó. La playdate dejó de ser divertida.

 

Esa noche me puse a pensar en que nosotros como adultos también tenemos cosas que preferimos no prestar, sin embargo, podemos hacerlo sin tapujos cuando la situación lo requiere. Pero, ¿es normal que a los niños pequeños les cueste tanto trabajo compartir?, ¿es normal que no sientan empatía?

 

Investigué y leí que ambas son actitudes muy normales y comunes.

 

Los niños de entre 2 y 7 años pasan por una etapa egocéntrica en la que es totalmente normal que piensen en sí mismos, y les cueste trabajo ver las situaciones desde el punto de vista de otras personas. Para ellos, lo que están viviendo y su forma de percibir las cosas es la realidad de todos.

 

Por estas razones mi hija no comprendió que su amiga se sintiera triste, lo que ella vivió fue que alguien tomó su muñeca favorita y que tal vez querría llevársela a su casa, así que la recuperó y ahora se siente bien, FIN. 

 

Bueno, ¿pero qué es la empatía?

La empatía es la capacidad que tenemos los seres humanos de darnos cuenta de que esas emociones que vemos en los otros, las hemos experimentado también en carne propia y que si para nosotros la emoción fue desagradable e incómoda, seguramente va a ser similar para los demás. 

 

La empatía se va desarrollando con el tiempo, por lo que es importante hablar con los niños de los propios sentimientos, y ayudarlos a ponerles nombre, identificarlos y expresarlos cuando lleguen, porque se vale estar enojado y triste, lo que no se vale es lastimar a otros a causa de nuestras emociones.

 

En lugar de decirle “no te enojes”, puedes decir “veo que estás enojado, ¿cómo puedo ayudarte? ven, vamos a platicar”. De esta manera tu pequeño podrá ver la emoción, identificarla, saber que no está mal sentirse así, y buscar una solución.

 

El egocentrismo en la infancia es una parte normal del ser humano, y forzar la empatía sencillamente no funciona, pues su cerebro aún no está listo para comprender los sentimientos de otros, tampoco hay una fórmula mágica ni un manual para apresurar su desarrollo.

 

Compartir y sentir empatía son actitudes que irá comprendiendo con el tiempo y la convivencia con sus iguales, ya sean hermanos, primos o compañeros de escuela.

 

Así que no te preocupes tanto si notas que tu hijo no entiende a otros o no quiere compartir sus cosas, con el tiempo esto será diferente.

 

Publicidad

Anabel

Enero 28, 2022

Conoce los cursos que tenemos para ti y sé la mejor Mamá que puedes ser.

Como ayudar a tu bebé a dormir mejor
Este curso te explicará por qué los bebés se despiertan constantemente, cómo asegurarte que tu bebé duerme seguro y te dará consejos para que duerma mejor.
Primeros auxilios
En este curso nuestra experta te dirá cómo prevenir los accidentes y qué debe hacer en cada situación.
Berrinches
Este curso en línea te explicará por qué tu toddler hace berrinches y cómo lo puedes ayudar en esos momentos.
Adiós al pañal
Este curso aprenderás el camino a seguir para que tu peque deje el pañal.
Destete
Te ayudamos a llevar este proceso de la más amorosa manera.
Publicidad
Publicidad
Publicidad