Lo que se debe y no se debe hacer con las “burbujas (pods) de cuarentena”

Criando con consciencia
Foto: IG @lauries_little_ones
Foto: IG @lauries_little_ones

Seguramente cada día has escuchado con mayor frecuencia la palabra pod o burbuja de cuarentena, pero ¿qué significa?, ¿por qué ha tomado gran importancia sobre todo en las familias que tienen hijos? 

 

Los pods o burbujas de cuarentena se forman para satisfacer distintas realidades y necesidades de diferentes familias, sobre todo las de aquellas que saben lo importante que es la vida social no sólo de los adultos, sino principalmente de los niños.

 

¿Por qué es importante que los niños pequeños tengan interacción con sus pares? Genuinamente los niños, a partir de los 3 años, necesitan estar con otros niños, porque el contacto entre ellos les enseña habilidades que nosotros como adultos no les podemos enseñar.

 

Los adultos están sumamente autorregulados, entonces el tipo de conflictos que se presentan son muy distintos a los que enfrentan los niños. 

 

Tipos de burbujas

 

Existen diferentes tipos de burbujas: las sociales y las escolares. En las primeras, el objetivo es que los niños jueguen y socialicen entre ellos.

 

En tanto, las segundas ayudan a que los niños sigan juntos el programa de la escuela, acompañados por un adulto de forma presencial y no virtual. Incluso, a veces se puede crear un programa paralelo a la escuela donde un adulto funge como el maestro del grupo.

 

Lo que sí y lo que no se debe hacer para que las burbujas o pods funcionen:

 

1. Debes permanecer en una sola burbuja (no estés probando con una u otra), así que debes escoger con cuidado. Cuando perteneces a esta burbuja, adquieres el compromiso de que todos se deben cuidar de la misma manera.

 

2. Busca gente que esté en situaciones de vida similares. Ten en cuenta que ahorita no toda la gente vive la cuarentena de la misma manera y entonces es importante que busques a personas que estén haciendo lo mismo que tú. 

 

Por ejemplo, si tienes un hijo en situación de riesgo, busca un pod o burbuja que tenga padres de familia con situaciones de vida parecidas. Y, al igual que tú, sean extremadamente cuidadosos con sus hijos y con el contacto social.

 

Otro panorama es que si por alguna razón mamá o papá necesitan salir a la oficina, busca una burbuja que esté en una realidad similar. 

 

3. Elige pods que tengan niños con edades similares. La división ideal sería: burbuja de toddler, burbuja de preescolares o burbuja de escolares, porque usualmente tienen temas y conflictos similares que pueden trabajar, resolver y entender juntos.

 

4. De preferencia, para crear tu burbuja busca familias que vivan cerca de ti, así no tendrás que trasladarte grandes distancias.

 

5. En caso de que se presenten situaciones extraordinarias en la burbuja como una visita al médico, al dentista, etc, lo ideal es guardar una cuarentena de 15 días y después retomar las actividades como lo habían hecho.

 

Es importante mantener una comunicación muy estrecha entre los integrantes de la burbuja, deben tener confianza para hablar todo este tipo de situaciones extraordinarias, que no sólo ponen en riesgo a esa familia, sino a los integrantes de toda la burbuja que están confiando en cada uno de ellos.

 

¿Qué pasa con la higiene?

 

En las burbujas es importante mantener la higiene como desinfectar las cosas que usamos diariamente y la sana distancia (aún cuando se comparten espacios con otras personas).

 

Respecto al uso de tapabocas, lo ideal es que los adultos lo usen la mayoría del tiempo, así como los niños más grandes que ya son capaces de seguir las reglas. 

 

Los pods o burbujas de cuarentena son un fenómeno muy interesante, porque refleja la nueva forma de enseñanza que puede tener un gran impacto a nivel no sólo nacional, sino mundial, debido a que de acuerdo con varios pedagogos, la escuela como se conocía antes de la pandemia por coronavirus ya estaba rebasada.

 

Además, estas burbujas no sólo ayudarán a fomentar la relación social de los niños, sino que también es un gran descanso para la salud emocional de los padres, la cual podría estar un poco desequilibrada después de estar encerrados más de cuatro meses, lidiando con clases virtuales, trabajo y crianza de los pequeños.

 

Fuente: Karen Zaltzman, pedagoga especializada en crianza.

 

Naran Xadul

Sáb, 08/01/2020 - 09:26