Publicidad

Las mujeres se hacen más bellas con la edad, no menos

Consejos
Fuente: Pinterest
Fuente: Pinterest

Hablemos de la vejez, hablemos de la visión que tenemos de ésta. Pensemos en cuántas de nosotras provoca un tick en el ojo escuchar que nos dicen “señora” o cuántas veces ocultamos o cambiamos nuestra edad porque sentimos que hacerse mayor es sinónimo de algo negativo; esa idea impuesta de vanidad nos gana. Te propongo que desde hoy no lo hagas y que al contrario, te enorgullezcas de tu edad, sea cual sea, porque suficiente trabajo, esfuerzo y corazón te ha costado llegar hasta aquí. 

 

En los años setenta un grupo de investigadores en Estados Unidos entrevistó a niños de entre 4 y 11 años, les preguntaban qué imagen tenían de las personas mayores. Los resultados arrojaron que 2 de cada 3 niños pensaban que los más mayores eran personas que no podían cuidarse por sí mismas, que eran generalmente pasivas e inútiles. ¿Te suena? ¡Claro! Desde siempre nos han enseñado por costumbre esa cara de la vejez.

 

Hoy eres mamá y tal vez un día te vuelvas abuela y tendrás más de sesenta años, edad que pareciera a veces una especie de fecha de caducidad. Tendrás en tu poder toda la experiencia de haber criado uno, dos o tres hijos, tendrás la experiencia de haber trabajado por ellos horas extra y a la vez haber mantenido la estabilidad de un hogar, tendrás la sabiduría que harán a todos recurrir a ti.

Pero si seguimos plantando la idea de una vejez triste, inútil y pasiva, no esperes que te traten diferente a un mueble más de casa. Los abuelos tienen mucho más que enseñarnos y experiencias por vivir con nosotros de las que realmente pensamos. Por eso hoy te invito a cambiar la perspectiva, a dejar de pensar que un adulto mayor ya no tiene nada que darnos más que preocupaciones. 

 

Otro estudio de la Universidad de Ohio en los años 70 se dedicó a hablar cada cierto tiempo con personas mayores de 50 años y a preguntarles sobre su estado de salud y su entorno laboral, familiar y social y también les preguntaban cómo veían su vejez.  La pregunta clave fue “¿Crees que te haces menos feliz según envejeces? o ¿crees que según envejeces eres menos útil?” Años después los resultados fueron un parteaguas. Becca Levy, psicóloga social de la Universidad de Yale en Estados Unidos, se dedicó a investigar sobre las personas que habían participado en este estudio y demostró que las personas que tenían una visión positiva de la vejez habían vivido un promedio de 7.6 años más.

 

Es revolucionario pensar que aumentar la esperanza de vida, hablando de cantidad y de calidad, de una población no necesita sólo de millones de dólares, sino también de un cambio de mentalidad. Así que la próxima vez que escuches a tu madre o a cualquier persona mayor, o incluso peor, a tí misma diciendo “ya no estoy en edad para eso”, hagas un alto. En general, dejamos de hacer cosas que son positivas para nuestra salud mental, física y emocional porque pensamos que eso “ya fue”, que llegamos a la fecha límite para tal cosa. Aprender un idioma, practicar un deporte, conocer más lugares y gente nueva o aprender un oficio no tienen límite de edad. 

 

“El envejecimiento no es un problema, envejecer es un privilegio y un hecho.” -Paloma Navas, doctora en Medicina Preventiva y Salud Pública y actual Directora de Salud Pública del Gobierno de Cantabria.

Ximena Méndez

Vie, 02/07/2020 - 06:29
Publicidad
Publicidad
Publicidad