Consejos para el regreso a clases virtual sin destruir tu salud emocional

Consejos
Foto: IG @lauries_little_ones
Foto: IG @lauries_little_ones

“¡Pon atención!”, “¡deja de jugar con el mouse!”, “deja tu muñeca a un lado”, “no te duermas”, “ya casi termina la clase”, “apúrate a trabajar”, “espera tu turno para hablar”,... y así como éstas, puedes decir mil frases más durante las clases virtuales de tus hijos.

 

Al final, terminas desesperada, cansada, enojada y frustrada porque tus expectativas de ser una “buena maestra” para tus hijos se han derrumbado completamente. Esforzarte para que tus hijos mantengan la atención frente a la computadora y hagan lo que les explica la maestra, es muy desgastante y hace colapsar a tu salud emocional.

 

Las vacaciones de verano son tu gran salvavidas, pero sabes que muy pronto tendrás que animar a tus hijos a iniciar un nuevo ciclo escolar a través de zoom… Así que es importante que te empieces a preparar física, mental y emocionalmente para este regreso a clases virtual, ¿cómo hacerlo?

 

1. Regresa a los horarios de escuela. Una semana antes de empezar las clases virtuales, recupera la rutina de dormir a tus hijos a horas decentes, así les costará menos trabajo despertar temprano.

 

2. Emociona a tus hijos para que se conecten con ánimo. Puedes emocionarlos con cosas nuevas y diferentes al decirles que tendrán nuevos libros y cuadernos, deja que escojan sus plumas o sus colores y hagan el pedido por internet.

 

3. Crea un espacio específico para que trabajen; cuida que no haya distracciones cerca de ellos, y que su material esté disponible y a su alcance.

 

4. Incluye en su día un momento de lunch y un momento de juego libre/recreo/descanso.

 

5. Busca algún tipo de burbuja o “pod” con niños de su mismo salón o de la escuela que estén haciendo un programa de cuarentena similar. Esto para fomentar la socialización, que es una parte fundamental en su desarrollo.

 

Si no puedes hacerlo así, busca (sobre todo en niños que estén en el último año de kínder o que estén cursando primaria) que trabajen juntos en actividades iguales; pueden ser espacios de zoom, pero sociales.

 

6. Tranquilízate y baja tus expectativas. Recuerda que no se trata de sustituir a la maestra, sólo necesitas guiar a tus hijos para que aprendan lo necesario, al ritmo que ellos necesiten.

 

7. Mantén muy abierta la comunicación con la escuela. Te servirá mucho en momentos como cuando te sientes saturada y no sabes qué hacer para manejar la frustración de los niños, podrás recurrir a las maestras para compartir con ellas en qué te estás atorando y, así ellas pueden hablar con tus hijos y apoyarte en estos temas.

 

8. Divide las tareas. Te ayudará a bajar la presión no sólo cuando tu hijo se sienta sobresaturado, sino también cuando tú estés a punto de explotar...

 

9. Buscar un par de mamás para crear una burbuja escolar y así puedan dividirse la supervisión de los niños y no caiga todo el peso sobre ti. 

 

10. Haz acuerdos con tu jefe o con tu esposo para que puedas acompañar a los niños durante las clases virtuales, sobre todo si tienes niños chiquitos, ya que a ellos es a los que les cuesta más trabajo autorregularse.

 

Por tu parte, respira o aléjate justo en el momento que piensas que explotarás. Incluso, puedes hablar con tu esposo para turnarse los días para estar al lado de tu hijo durante sus clases.

 

La clave para sobrevivir a este nuevo ciclo escolar virtual es olvidarte de presionar a tus hijos para sacar buenas calificaciones, lo mejor es dejar que fluya la situación y guiar a tus pequeños con amor. 

 

Fuente: Karen Zaltzman, pedagoga especializada en crianza.

 

Naran Xadul

Sáb, 08/01/2020 - 09:38