Publicidad

DIF otorga becas a niños que perdieron a papá o mamá por Covid-19

Vida de mamá
Foto: IG @th3littlestavenger
Foto: IG @th3littlestavenger

Los contagios por Coronavirus continúan en México, y la situación se ha vuelto cada vez más complicada, sobre todo en la Ciudad, donde se han reportado 40 mil 708 casos acumulados positivos, así como 25 mil 798 defunciones acumuladas.

 

Es preocupante, ya que en los últimos días el número de muertes por Covid-19 ha superado el récord. Esto ha dejado un gran dolor en las familias, sobre todo en aquellas donde hay niños que se han quedado sin papá o mamá.

 

Como una forma de ayudar a estos pequeños, el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF Ciudad de México) otorgará una beca para niños, niñas y adolescentes que lamentablemente han perdido a alguno de sus papás por Coronavirus.

 

A través de la “Beca Leona Vicario”, se les dará un apoyo económico mensual de 832 pesos, a través de una tarjeta electrónica. Para recibirla sólo tendrán que ingresar en la página web del DIF de la Ciudad de México y llenar un breve formulario.

 

Entre los datos que se requieren son: 

  • Nombre de la niña, niño o adolescente
  • CURP
  • Edad
  • Domicilio
  • Nombres del padre y de la madre
  • Fotografía del Acta de defunción del padre o madre fallecido expedida por el Registro Civil de la Ciudad de México

Además del beneficio económico, los pequeños y adolescentes contarán con servicios médicos y psicológicos.

 

¿Cómo ayudar a los niños a afrontar el duelo?

Perder a papá o a mamá en la infancia es impactante y complicado, cada niño lo afronta de forma diferente, incluso tiene mucho que ver su edad, su etapa de desarrollo y su personalidad.

 

Por estas razones es importante preguntar qué sienten, qué piensan, cuáles son sus dudas, antes de hacer algo que puede incomodarlos o darles información en exceso o que no pueden entender, ya que un niño pequeño no tiene la misma comprensión que un niño de cinco o seis años. 

 

Utiliza un lenguaje simple y claro de acuerdo a su edad. Lo ideal es decir tal cual “mamá o papá murió”, y luego explicar que cuando alguien muere ya no abre los ojos, ni caminan, ni hablan. 

 

Evita usar frases como “se fue al cielo”, “se quedó dormid@”, “se nos fue”, “l@ perdimos”, porque los niños son muy literales, así que el uso de estas frases les generará ansiedad, miedo o confusión. Incluso, podrían pensar que en algún momento regresará o que se fue voluntariamente.

 

Los familiares que estarán a su lado a partir de este momento deberán procurar que continúen sus rutinas. 

 

Recordar es parte del proceso de sanación y de duelo, así que está bien si quieren platicar experiencias que vivió junto a su papá o mamá, mencionar el nombre y ver sus fotos.

 

También se puede recurrir a especialistas y psicólogos para ayudarle al niño a procesar la situación.

 

Fuente: Child Mind Institute y DIF CDMX

 

Revisado por Karen Zaltzman, quien tiene estudios de licenciatura y maestría en pedagogía; asesora de crianza certificada por PCI. Sus grandes pasiones: ser mamá de 3, cocinar, leer, estar en el agua, inventar y acompañar.

Consuelo Hernández

Lun, 01/25/2021 - 08:59
Publicidad
Publicidad
Publicidad