Publicidad

7 cosas que nos enseñó COVID que deberías seguir haciendo

Vida de mamá
Foto: Twenty20
Foto: Twenty20

Estamos viviendo una nueva normalidad y cada día vamos retomando nuestras rutinas y las actividades que solíamos hacer antes de que la pandemia por COVID-19 llegara a cambiar la vida de todos los habitantes de cada esquina del mundo entero. Es un hecho que esta pandemia sacudió la vida de todos, cada hogar la vivió de diferente manera y puedo asegurar que para nadie fue sencillo. 

 

La pandemia global del COVID-19 no sólo sacudió la vida de todos, también sacudió a gobiernos, sistemas sanitarios y educativos de todo el mundo, además de obligar a gran parte de la población mundial al confinamiento, originando una crisis sin precedentes en este siglo XXI, sin duda, un acontecimiento que pasa a la historia de la humanidad. 

 

Siempre hay algo bueno que podemos rescatar de cada crisis, quizás debemos reflexionar acerca de las lecciones que aprendimos, tomarlo como una oportunidad para reinventarnos y hacer las cosas de otra manera. Por ello, comparto 7 reflexiones sobre lo que deberíamos seguir haciendo luego de esta pandemia.

 

7 cosas positivas que nos enseñó COVID-19 que debemos seguir haciendo 

 

1. Darle un respiro a nuestro planeta 

Nuestro planeta no para de enviarnos gritos de auxilio, estamos llevando a la Tierra hasta su punto de no retorno, cada día tenemos noticias de efecto invernadero, de especies animales que ya se están extinguiendo a causa de niveles altísimos de contaminación y generación de basura. Esto es aún más alarmante que la misma pandemia, pero también estamos a tiempo de detenerlo, si ahora tenemos mayor conciencia de nuestros consumos y uso medido de transportes.

 

Foto: twenty20Foto: Twenty20

 

2. La tecnología fortalece nuestra humana necesidad de conexión 

Home office y educación a distancia / híbridas son las nuevas modalidades que llegaron y deben quedarse.

 

Poder trabajar o estudiar desde casa trae enormes beneficios, uno de tantos es lo que mencionamos sobre ser más conscientes y no sobresaturar las calles de las ciudades con transportes circulando a todas horas, ya que generan tráfico, contaminación, horas perdidas y mucho estrés.

 

Podemos utilizar la tecnología a nuestro favor, ya que nos acercó más a la distancia con videollamadas y redes sociales.

 

Foto

Foto: Twenty20

 

3. Ser más humanos y empáticos 

Cuidar de los adultos mayores fue una de las precauciones que más se consideró, 

se tomó mayor conciencia sobre los cuidados que se debían tomar, valoramos tantas cosas como el significado de un beso y un abrazo, de poder reunirnos en la misma mesa con amigos y familia y de ser capaces de salir sintiéndonos libres de respirar el aire que nos rodea. 

 

Muchos tuvimos pérdidas dolorosas de gente cercana, algunas dimos a luz en hospitales que atendían cientos de casos de COVID, los sentimientos de miedo, incertidumbre, ansiedad y tristeza llegaron a millones de hogares. Esta situación debe enseñarnos a ser más humanos y empáticos.

Foto: twenty20

Foto: Twenty20

 

4. La higiene a conciencia como hábito

Sabemos la importancia de la higiene como hábito de nuestro día a día, pero la realidad es que antes de la pandemia no tomábamos este hábito tan en serio. Me refiero a que no lavábamos nuestras manos con tanta frecuencia, ni desinfectábamos nuestras compras y hogares. El uso de gel antibacterial y Lysol® toallitas desinfectantes ya son básicos en mi bolsa y pañalera.

 

Algunas rutinas que adopté en casa fueron:

 

  • Colocamos una zapatera en el garage y ahí ponemos los zapatos que usamos para salir a la calle, para la casa tenemos pantuflas o chanclas que solo usamos adentro para evitar meter bacterias y gérmenes de la calle.

 

  • Todos los días abro ventanas de las recámaras para ventilar, el sol y el Lysol® Aerosol Desinfectante para Superficies son mis mejores aliados para matar bacterias y gérmenes que pueden ser causantes de enfermedades.

 

 

5. Apoyar negocios locales 

Otro aspecto que se vio afectado en todo el mundo fue el económico, muchos negocios locales y familiares se vieron obligados a cerrar.

 

Muchas empresas hicieron recortes de personal, lo que llevó a emprender y generar recursos con venta de alimentos, servicios o productos hechos por ellos mismos. Una forma de apoyar la economía de las familias y amigos es recomendarlos y consumirle a ellos en lugar de a las grandes cadenas. 

 

Tener mayor conciencia de nuestros consumos, compras mejor pensadas, reciclar y reutilizar ayudará también a nuestro planeta.

Foto: twenty20

Foto: Twenty20

 

6. La importancia de la ciencia 

Aplicarse o no la vacuna contra el coronavirus ha sido un tema polémico para muchos. 

 

Independientemente de si decidiste o no aplicarte la vacuna de COVID, sabes que la ciencia que está detrás de las investigaciones médicas necesita inversiones que apoyen al desarrollo de esta y otras vacunas que salvan nuestra salud. El personal médico ha hecho una labor admirable durante esta pandemia.

 

Foto: twenty20

Foto: Twenty20

 

7. Valorar los pequeños grandes detalles

“No sabíamos que éramos felices” se convirtió en el slogan de esta pandemia. 

 

Y es que a veces es necesario un back to basics y recordar que los detalles de la vida son esos que no siempre se compran. Con esta pandemia valoramos cosas como:

 

  • Ir con los abuelos
  • Las reuniones con la familia y amigos 
  • Visitar otros lugares que no fueran las recámaras de tu casa
  • Nuestra salud y la de nuestros seres queridos
  • Nuestro trabajo
  • Nuestro espacio vital 

 

Los cubrebocas se han convertido en la capa de todos los que somos héroes por sobrevivir y adaptarnos a esta nueva realidad.

 

Foto: twenty20

Foto: Twenty20

 

Naran Xadul

Noviembre 23, 2021
Publicidad
Publicidad
Publicidad