Publicidad

Si tu bebé grita todo el tiempo, esto puedes hacer

Toddler
Foto IG: unamama_fotografa
Foto IG: unamama_fotografa

Recuerdo que cuando mi hija tenía como 8 meses, descubrió que tenía la habilidad de gritar. 

 

Al principio parecía ser algo muy tierno, pero cuando pasaba cada día, entre los ruidos de los coches a medio periférico, cuando intentaba hacer una llamada o había un bullicio de gente, ya no era tan agradable. 

 

Esos gritos que se aventaba cuando estábamos en lugares públicos, parecían que estaban perfectamente calculados, y esto es completamente normal, los bebés de 1 año no reconocen lo que es correcto, simplemente gritan porque es una forma de comunicar algo, porque les divierte mucho ver las reacciones de los demás o incluso porque disfrutan el sonido de su voz. 

 

En esta etapa, la forma en la reacciones a sus emociones y sus berrinches, será fundamental para su comportamiento en los siguientes años, es decir en los “terribles” 2 y 3 años. 

 

Si bien no puedes callarlos, porque sería irrespetuoso para ellos, puedes tomar algunas tácticas para que tu hijo no tome los gritos como su forma de comunicación principal y puedas despedir esta fase sin complicaciones. 

 

  1. Evita que se convierta en gracia. 

Si cada que grita lo aplaudes o le haces gracia, lo tomará como un juego. Las primeras veces puede ser divertido o muy tierno, pero hay otras formas de interactuar con tu bebé que no sea a base de gritos, así que evita hacerle fiesta en cada grito, pues entenderá que para ti es muy divertido y se convertirá en su juego principal. 

 

  1. Háblale suave. 

Si quieres calmarlo, háblale suave, los gritos solo generan más gritos y caos, siempre dile frases con tonos de voz muy suaves, como “en casa no gritamos”, “estás muy emocionada, pero no es necesario gritar, puedes mover tus manos así o brincar”. Si además de calmarlo, le das una alternativa para liberar su emoción, será mucho más fácil regularse. 

 

  1. Pregúntale si todo está bien. 

Antes de regañar, pregúntale si todo está bien, si necesita algo. Es común que los bebés dejen de llorar para pedir las cosas y lo hagan gritando, si siempre le preguntas qué necesita y le indicas: “¿Quieres leche, quieres agua, quieres comer, un besito?”, comenzará a señalar o usar palabras para pedir las cosas, sin que siempre sean los gritos su forma de comunicación. 

 

  1. Busca actividades para descargar sus emociones y gritos 

Muchas veces gritar es terapéutico, y para los bebés es una forma de descargar energía. Busca actividades para que pueda gritar, por ejemplo haciéndole cosquillas, a la hora de jugar en el jardín, o con canciones que puedan cantar a todo pulmón, y únete a la dinámica. Así tu bebé comprenderá cuándo puede gritar y cuándo no. 

 

Con el tiempo a mi hija se le pasó el querer gritar por todo, ahora solo grita cuando está realmente enojada o cuando canta las canciones de Frozen a todo pulmón. 

 

Trata de llevar este proceso con mucha paciencia y si notas que sus gritos ya son un tema de no saber manejar sus emociones, te recomiendo que tomes algún curso de berrinches para toddlers, porque créeme que las cosas pueden volverse un caos en poco tiempo. 

 

Información verificada por Karen Zatlzman, Pedagoga y Coach de Crianza Consciente. 

 

Silvia Ruiz

Lun, 10/19/2020 - 08:14
Publicidad
Publicidad
Publicidad