Publicidad

Cómo saber si tu bebé tiene piel atópica y ¿qué hacer?

Primeros meses
Foto: IG @ chasingthesummerfields
Foto: IG @ chasingthesummerfields

Es común que la piel de los recién nacidos esté algo irritada los primeros días, pero esto deberá desaparecer después de unos días, sin embargo, algunos bebés tienen rojeces, granitos y resequedad con mucha comezón que podría deberse a un tipo de eccema llamado piel atópica.  

 

Puede aparecer desde los primeros meses de vida hasta los 6 años de edad y continuar en la adolescencia, y aunque es un padecimiento que no se quita, se controla con los cuidados adecuados. 

 

Lo primero es confirmar que se trata de piel atópica y para esto, el pediatra deberá revisar algunas cosas como alergias, antecedentes y lesiones. 

 

¿Cómo saber si tu bebé tiene piel atópica? 

Los síntomas de dermatitis atópica pueden variar de acuerdo a la edad, en bebés menores de 1 año, suele localizarse en las mejillas, en el cuero cabelludo y la frente; en algunos casos puede extenderse hasta las rodillas, codos y tronco, no suele afectar el área del pañal. 

 

En caso de niños mayores y adolescentes, suelen tener eccema en los pliegues de los codos, detrás de las rodillas, en el cuello, la cara interna de las muñecas y tobillos. Su piel suele ser más seca, engrosada y oscura, con escamas, y en algunos casos con cicatrices provocadas por el rascado.

 

Los síntomas más comunes son: 

 

  • Piel seca que pica y puede verse con escamas. 
  • Comezón o prurito. 
  • Enrojecimiento o erupción en la piel
  • Bultitos en la piel que supuran líquido y luego se vuelven costras. 
  • Es más perceptible por la noche. 
  • Tiende a desaparecer y reactivarse después. 

 

¿Cómo tratarlo?

El eccema no se puede curar, pero con un buen tratamiento se puede controlar y mejorar los síntomas. 

 

  • Lo principal es utilizar un tratamiento completo, que incluya una crema para piel atópica que hidrate profundamente y alivie la comezón, un gel de baño que ayude a proteger la piel y a disminuir los síntomas desde el momento del baño, así como un shampoo suave, en caso de que aparezca sequedad en el cuero cabelludo. 
  • Hacer baños cortos y con agua tibia, utilizar geles de baño que sean suaves y sin olor. 
  • Utilizar ropa de algodón, evitar el poliéster y la lana, ya que puede irritar la piel.
  • Evita el calor o el frío extremo ya que puede reactivar el eccema. 
  • Mantener a tu hijo hidratado bebiendo suficiente agua. 
  • Evita situaciones de estrés con ejercicio, respiraciones profundas y actividades recreativas, ya que puede empeorar el eccema. 

 

LetiAT4 es el especialista en el cuidado diario de la piel atópica, que te ayuda a proteger y prevenir brotes, así como ayuda a calmar los síntomas como resequedad, comezón e irritación; sus productos son para toda la familia y es la solución más completa ya que además de cremas, tiene una línea de higiene para el baño, emolientes y regeneradores de la piel. 

 

Además, cuenta con una presentación específica para el brote de la dermatitis atópica en niños, lo que ayudará a calmar los síntomas desde el día 1, y en temporadas específicas como la de invierno. 

 

Si tienes dudas acerca de la piel de tu bebé, consulta siempre a tu médico y evita los remedios caseros, ya que solo podrían empeorar la condición de tu hijo. 

 

Fuente: Healthy Children Org. 

 

Naran Xadul

May 14
Publicidad
Publicidad
Publicidad