Publicidad

4 formas de ayudar a tu recién nacido para que duerma por las noches 

Primeros meses
Foto IG: chasingthesummerfields
Foto IG: chasingthesummerfields

Aunque un bebé recién nacido difícilmente dormirá de corrido en las noches, es importante establecer rutinas para que su reloj biológico se adapte, y tú, poco a poco, puedas recuperar más horas de sueño. 

 

No se trata de tips para que tu bebé duerma de corrido toda la noche, de hecho ese tipo de entrenamientos no se recomiendan, ya que cada bebé es diferente y los recién nacidos no deben pasar más de 3 horas sin comer.

 

Sin embargo, estos consejos pueden ayudarte mucho, primero para establecer patrones de sueño, para cuando por alguna gripita “se les cambia el horario”, y para irlos acostumbrando a dormir toda la noche, eventualmente.  

 

  1. Mantenlo cerca de ti. Tu calor, tu respiración y el latido de tu corazón regula sus propias funciones biológicas. Cuando los bebés se sienten realmente seguros, pueden dormir mejor. 

 

Rous nos platica: “el fular es para mí el mejor invento. Mi beba duerme siestas deliciosas y largas mientras yo puedo trabajar a gusto”. 

 

  1. Cuida que no pase más de 90 minutos despierto. Sueño llama sueño, así que cuida que tome sus siestas durante el día. Un bebe sobre cansado se irrita y no cae dormido hasta que finalmente lo hace ya enojado, estresado y de mal humor, entonces su descanso no será reparador.

 

  1. Cuida no sobre estimular. Evita la tentación de mantenerlo todo el tiempo estimulado con cosas nuevas, en esta etapa todo es interesante, así que trata de hacer cosas muy suaves como acariciarlo, hablarle bajito. 

 

Chivis nos platica “Todos los días a la misma hora le hacía un masaje de pies a mi bebé, casi siempre después del baño, eso la relajaba mucho y la preparaba para dormir, hasta la fecha, me sigue pidiendo su masaje de pies antes de dormir”. 

  

  1. Utiliza sus sentidos para relajarlo. Cárgalo, haz movimientos continuos, ponlo sobre tu pecho para que pueda olerte o escuchar tu corazón, o pon ruido blanco. Todas estas cosas ayudan a que se concentre en el estímulo continuo y poco interesante, y no en la enorme cantidad de objetos que lo rodean.

 

Otra de las cosas que también puedes hacer, es que durante las siestas dejes abiertas las ventanas y mantengan los ruidos habituales, así los bebés comenzarán a diferenciar el día y la noche.

 

Si crees que con los meses la rutina de sueño aún no se establece y te urge dormir, te recomiendo el curso "Cómo ayudar a tu bebé a dormir mejor", con Karen Zaltzman. Será la mejor inversión para recuperar tu cama.

 

 


 

Silvia Ruiz

Dom, 01/24/2021 - 16:55
Publicidad
Publicidad
Publicidad