Publicidad

¿Cómo hablar con los niños sobre la muerte?

Preescolares
Foto: IG @julimonsalveblog
Foto: IG @julimonsalveblog

Hablar de la muerte con los niños no es nada fácil. A veces no encontramos las palabras o las ideas para explicarles que un ser querido ya no está con nosotros o que no lo volverán a ver.

 

Entonces, ¿cómo podemos hablar de la muerte con nuestros hijos? Simplemente con paciencia, amor, delicadeza y escuchando lo que los niños nos tienen que decir o piensan al respecto, antes de que nosotros mismos aclaremos o ampliemos toda esa información.

 

También hay que hacerlo sin miedo, como algo que es… algo natural y con la verdad, PERO tomando en cuenta su edad; no es lo mismo explicarle a un pequeño de dos o tres años que a uno mayor de cinco años.

 

Imagínate si como adultos nos incomoda hablar del tema o a veces duele, para ellos puede resultar confuso si los saturamos de ideas o conceptos que no pueden asimilar.

 

Tampoco podemos ponerlos en una burbuja donde no se enteren de la muerte, porque de alguna forma lo intuyen o se saben de ella cuando están en contacto con otros niños o personas.

 

Por eso lo ideal es aclarar nosotros mismos sus dudas para evitar que imaginen cosas que no son o que puedan generar angustia, miedos o malestares.

 

¡Pregunta antes de explicar!

 

Una gran clave para identificar qué es lo que saben acerca de la muerte o por qué tiene interés en conocer más del tema es identificar qué saben acerca de ella, cuáles son sus dudas reales o qué se imaginan, para así poder explicar esas inquietudes. 

 

Recordemos que el niño entiende cada concepto de acuerdo a la etapa de desarrollo en la que se encuentra, es decir, los más pequeños no tienen el mismo enfoque o comprensión que un niño de cinco años.

 

Por ejemplo, los bebés o niños más pequeños no entienden en su totalidad la muerte, pero si en la familia tenemos alguna pérdida, sin duda lo sentirá, porque es sensible a las emociones de las personas que están a su alrededor.

 

Para algunos niños en edad preescolar, la muerte puede ser algo temporal, y crean esta idea por las caricaturas o programas de televisión a los que están expuestos. Por eso es necesario darles información con un lenguaje simple y claro, sin usar frases como “se fue al cielo” o “se quedó dormida”, ya que sólo los confundiremos y cada vez que se suban a un avión buscarán a ese ser querido en el cielo, o podría generarles miedo a la hora de ir a dormir. La forma más fácil es decir con claridad que la persona murió y posteriormente explicar que una persona que muere es una persona que se apaga: no vuelve a abrir los ojos, ni a comer, ni a caminar ni a hablar. 

 

En tanto, los niños en edad escolar pueden entender que la muerte es permanente, que es inevitable para todos los seres vivos, que existen diferentes causas, y que todo se detiene con ella.

 

En ese caso, sólo hay que darles explicaciones simples y honestas para que no tengan una interpretación incorrecta, y así podamos ayudarles a expresar sus emociones y encontrar formas de hacerlos sentir mejor. 

 

Ante la pregunta de ¿tú te vas a morir? Es importante contestar con la verdad pero aclarando que esto va a pasar en mucho, mucho tiempo y que siempre vas a estar en su corazón pase lo que pase y estés donde estés. 

 

Revisado por Karen Zaltzman, pedagoga especialista en crianza


Fuentes: Kidshealth, Healthy Children y EXPLÍCAME QUÉ HA PASADO. Guía para ayudar a los adultos a hablar de la muerte y el duelo con los niños de la Fundación Mario Losantos del Campo
 

 

Consuelo Hernández

Mié, 10/14/2020 - 14:32
Publicidad
Publicidad
Publicidad