Publicidad

Cómo crecen los niños con papás autoritarios y cómo son los de papás permisivos

Criando con consciencia

 

Educar a nuestros hijos no es nada fácil. Aunque nuestro objetivo sea formar niños educados, felices, que expresen sus emociones y sentimientos, muchas veces nuestro estilo de crianza los marcan de por vida, ya sea de forma positiva o negativa.


Esas “marcas” llegan a los más profundo de su ser que forman parte de su personalidad, al mostrar características específicas. 

 niño

foto: instagram/lamamádelbebé

​Por ejemplo, los pequeños educados bajo el modelo de la crianza permisiva  (cuando los papás ofrecen libertad y autonomía, razonan las reglas con lo niños, y tienen buena comunicación con ellos para llegar a acuerdos) se caracterizan por ser:
 

  • Independientes y autónomos
  • Autoestima alta
  • Tendencia a hacer berrinches
  • Les cuesta trabajo controlar los impulsos
  • Problemas para relacionarse con los demás
  • Poca tolerancia a la frustración
  • Poco esfuerzo y perseverancia
  • Niños caprichosos
  • Poco pacientes

 
En tanto, los niños que tienen una crianza autoritaria (donde los padres se imponen para demostrar que son los que mandan y no dejan que los hijos participen en las decisiones o los castigan) son:
 

  • Autoexigentes y exigentes con los demás
  • Valoran el esfuerzo y la perseverancia
  • Baja autoestima
  • Retraídos o rebeldes
  • Problemas emocionales
  • Agresivos o miedosos o mentirosos
  • Problemas en las relaciones sociales
  • Dependencia en la adolescencia

 

 

Por último, los niños que tienen una crianza respetuosa (donde los padres fomentan el respeto, de acuerdo con la periodista Berna Iskandar) son:
 

  • Seguros de sí mismos
  • Alta autoestima
  • Asertivos
  • Se sienten valorados
  • Tolerantes
  • Alta inteligencia emocional y social
  • Tienen valores como amabilidad, generosidad y amor por los demás


 
El objetivo de la crianza respetuosa es ganar la autoridad a través del respeto y no imponerla con miedo o amenazas.


 
De acuerdo con la Universidad de California en Berkeley, para que los niños se conviertan en personas atentas y éticas, los padres deben guiarlos con empatía, cuidado y compasión.
 

Fuente: University of California, Berkeley
 

NaranXadul

Lun, 02/05/2018 - 11:32
Publicidad
Publicidad
Publicidad