Publicidad

7 pasos para enseñar a tu pequeño a amar la lectura

Estimulación y juego
Foto: IG @unamama_fotografa
Foto: IG @unamama_fotografa

Enseñarle a los niños el mundo maravilloso de los libros es una experiencia que disfrutarás mucho, podrás ser testigo de todo el potencial de su imaginación, así como de su capacidad para entender el entorno y asimilar los conocimientos que adquieren con la lectura.

 

Tal vez te preguntes cómo un bebé de meses o un niño pequeño se pueden interesar en un libro si aún no saben leer. Sin embargo, esto no es ningún obstáculo, al contrario, es una gran oportunidad para que empiecen a desarrollar el amor por la lectura, sólo necesitamos incentivarlos con estos pasos:

 

1. Sé un buen ejemplo. Si tu hijo te ve leyendo, entonces asumirá que es una actividad disfrutable y será más fácil que él también lo haga.

 

2. Lee en voz alta todos los días. Este es un paso básico para formar lectores de por vida, sin importar que los niños tengan uno o 12 años. Además, puedes conectar con ellos cuando se acurrucan o para que se queden dormidos. También les ayuda a aprender el ritmo del lenguaje, la pronunciación y a aumentar su vocabulario.

 

3. Elige libros con temáticas que sean del agrado de tu hijo: dinosaurios, héroes, heroínas, futbolistas, ciencia, animales, flores, cocina y muchos temas más. 

 

4. Muéstrales series o cómics. Muchas veces los niños quedan atrapados al leer una serie o cómic favorito como Harry Potter, Percy Jackson (para los más grandes), Ivy y Bean, Judy Moody, Una serie de eventos desafortunados, Las aventuras del hombre araña, etc.

 

5. Busca autores que le agraden y que sean adecuados a su nivel de lectura. Cuando las historias de un autor los atrapan, querrán leer todos sus libros. 

 

6. Define tiempos para leer. Durante el día es importante dar tiempo para disfrutar un momento de lectura, así que pueden empezar dos veces a la semana e ir aumentando conforme les agrade la actividad.

 

7. Nunca obligues a leer a los niños. Esta es una muy mala decisión, ya que en lugar de acercarlos los alejarás. Si notas que se resiste a leer, dale la opción de que tú leas en voz alta jugando con los tipos de voz, la entonación y gestos para atrapar la atención.

 

Recuerda que si tus hijos son bebés, puedes iniciar con libros llenos de imágenes, donde señales cada personaje que describes. Sólo intenta no hacerlo cuando estén cansados o tú estés apurada.

 

En casa puedes crear un espacio de lectura donde los críos se sientan cómodos y libres de distracciones para que toda su atención se centre en la lectura, una experiencia gratificante.

 

Revisado por Karen Zaltzman, quien tiene estudios de licenciatura y maestría en pedagogía; asesora de crianza certificada por PCI. Sus grandes pasiones: ser mamá de 3, cocinar, leer, estar en el agua, inventar y acompañar.

 

Fuente: Common Sense Media

Consuelo Hernández

Semptiembre 17
Publicidad
Publicidad
Publicidad