11 cosas que debes hacer con tu hijo antes de que cumpla un año

11 cosas que debes hacer con tu hijo antes de que cumpla un año

Vida de mamá
Instagram/kristavalle
Instagram/kristavalle

El “tiempo pasa volando” y lo notas más cuando tienes un bebé. Crece a una velocidad que cuando menos te das cuenta ya está caminando, corriendo y hablando. Es en este momento cuando sientes nostalgia y piensas: ¿por qué no hice esto con mi bebé?

 

Cierto, tal vez sea porque los primeros meses de la maternidad pueden ser caóticos; pero, sin duda, son hermosos, y siempre querrás tener algo que te recuerde todo lo que hizo o viviste con él antes de que cumpliera un año (desde el tamañito de tu bebé, la primera sonrisa, hasta la primera palabra)

 

Para que no te arrepientas por algo que dejaste de hacer o simplemente pensaste que lo harías después, checa estas ideas que te encantarán y que definitivamente tienes que hacer con tu pequeño.

 

1. Plasma sus huellas en tinta o en yeso. Es un excelente recuerdo de lo pequeño que era; sus manos, sus pies, sus dedos… todo es hermoso.

 

2. Buscar ayuda. Existen mamás que se resisten a aceptar ayuda, pero es muy necesario para que tengas tiempo para ti y disfrutes aún más la maternidad.

 

3. Cántale y sonríele. No importa que lo desafinada que seas, para tu bebé será lo más hermoso que haya escuchado, y más si lo acompañas de sonrisas, caricias y besos. Le ayudarás a mejorar su desarrollo cerebral y cognitivo.

 

4. Llena la memoria de tu teléfono con muchas fotos y videos. Es lo más cercano a hacer una línea de tiempo. Con las fotos podrás notar su crecimiento y desarrollo… y recordar cada momento que se exhibe en ellas. (Qué razón tiene la frase: Recordar es volver a vivir)

 

5. Llévalo a una sesión fotográfica. Esa sensación que experimentas cuando ves este tipo de fotos es única. Los expertos tienen el “feeling” para tomar cada facción, emoción y momento de tu peque, que te enamorarás aún más cuando las veas.

 

6. Nada con él o llévalo a clases de natación. Los primeros meses de vida son ideales para que aprenda a nadar, debido a que el ambiente es muy parecido al que estaban acostumbrados (vientre materno), por lo que experimentan menos temor que aquellos que aprenden más grandes.

 

7. Lee cuentos. No sólo se relajan al escuchar tu voz, sino que van adquiriendo vocabulario y lenguaje que le será muy útil cuando crezca.

 

8. Haz un diario. Escribe la fecha y todo lo que tenga que ver con un gran paso en su desarrollo: su primera palabra, la salida de un diente, su primera enfermedad…

 

9. Pasea con tu pequeño. Puede parecer toda una odisea, sin embargo, llevarlo al zoológico, al parque, al campo o a otro lugar no sólo estrecha vínculos, sino que le ayudas a conocer su entorno.

 

10. Ensúciate con tu pequeño. Usa pinturas no tóxicas, crema de afeitar o lo que se te ocurra para pintar con las manos, pies o con lo que quieran.

 

11. Haz una caja de memoria. Guarda aquellas cosas que más te encantaban de tu hijo: su primera ropita, sus primeros zapatos o calcetines… es una experiencia que amarás.

 

Cada una de estas experiencias no sólo llena tu corazón de mamá, sino que le ayudas a tu hijo a sentirse amado y cuidado desde sus primeros días de vida.

Consuelo Hernandez
Última actualización: Jue, 04/26/2018 - 10:38