Entre más contacto piel a piel entre bebé y mamá en primeros meses, mejor desarrollo neurológico. Estudio

Entre más contacto piel a piel entre bebé y mamá en primeros meses, mejor desarrollo neurológico. Estudio

Recién nacido
Foto: IG @chasingthesummerfields
Foto: IG @chasingthesummerfields

¡Dile que sí al contacto de piel a piel!

Un estudio publicado por Cochrane revela que tener contacto piel a piel con nuestros hijos durante los primeros 5 meses mejora su desarrollo neurológico, favorece un coeficiente intelectual alto y bajan los niveles de agresividad.

 Al cargarlo en tus brazos y pecho sintiendo su piel desnuda sobre tu piel  le ayudas a ser más inteligente, a tener una buena memoria y evitar que se vuelva agresivo. Según especialistas.

Además, existen otros beneficios para hacerlo:

1. Favorece la lactancia. El bebé aprende a succionar más rápido.

2. Mantiene y regula la temperatura del pequeño

3. Se reducen los episodios de llanto, al sentirse más seguro y protegido

4. Se estrechan los vínculos entre madre e hijo. Se fomenta un apego positivo

Sin duda los brazos de una mamá son únicos, nos hacen sentir seguros y amados. Incluso, aún cuando somos adultos y afrontamos alguna situación difícil, cuando recibimos un abrazo de nuestra madre o de algún ser querido cercano, todo mejora y sentimos que podemos resolver cualquier cosa.

Naran Xadul
Última actualización: Vie, 05/18/2018 - 10:23