¿Cómo estimular la inteligencia de mi bebé? Actividades para hacer desde recién nacidos

¿Cómo estimular la inteligencia de mi bebé? Actividades para hacer desde recién nacidos

Juegos
Foto: IG @bannortoys
Foto: IG @bannortoys

Desde que nace un bebé, hay muchas oportunidades de estimulación que desarrollan su inteligencia. Muchas actividades que crees que no vuelven a tu bebé más inteligente, en realidad son grandes oportunidades que lo ponen a pensar y apoyan mucho su desarrollo. El juego es una gran manera de estimular su inteligencia, y actividades cotidianas, que viven a través de la experiencia son grandes oportunidades de aprendizaje.

 

Una increíble manera de apoyar su inteligencia, es realizando actividades que lo inviten a pensar, a reflexionar, a conocer el mundo, a ejercitar su memoria, a ser más flexible y a controlar su comportamiento. Interactuando y conviviendo con tu hijo, estimulas su inteligencia.

 

Hay que recordar que NO podemos esperar de los niños cosas que no están listos para hacer. Todos los niños tienen potencial, pero hay que respetar sus tiempos y necesidades.

 

A continuación algunas actividades que estimulan la mente de tu bebé:

 

  • 0 a 6 meses

La mejor manera de apoyar su desarrollo en esta etapa, es interactuando con él. Relacionándote con él y exponiéndolo a nuevas experiencias, ayudas a que desarrolle su inteligencia. A través de tus respuestas, él aprende a socializar y a comunicarse. A través del movimiento y sus sentidos, él va aprendiendo sobre él mismo y el mundo. 

 

Otros juegos que pueden ayudar son: Leer cuentos con él: las imágenes en blanco y negro, o de colores brillantes, y tus tonos de voz o gestos divertidos, lo estimularán mucho. Las canciones, ponerlo frente a un espejo y que mire su reflejo, juguetes que hacen sonido, y juguetes de diferentes texturas, pueden ofrecer una gran oportunidad de diversión y aprendizaje.

 

  • 6 a 12 meses

¡Esta es una etapa muy divertida! Durante estos meses, tu bebé comenzará a comprender la relación entre causa y efecto, y también comprenderá la permanencia de objeto, es decir, que los objetos existen aunque no los vea en ese momento. Esconde una pelota o un peluche bajo una cobija, él se divertirá buscándolo.

 

Otros juegos que estimulan su inteligencia son: armar una torre de bloques, llenar y vaciar una caja con diferentes juguetes u objetos, de diferentes tamaños, texturas y que hagan diferentes sonidos.

 

Aprovecha que ya habla más y hazle preguntas: ¿dónde está tu nariz? ¿quién soy yo? ¿dónde está tu muñeca?

 

  • 12 a 18 meses

¡Tu niño comienza a memorizar y recordar! En esta etapa, los niños pueden seguir instrucciones sencillas, pueden predecir, pueden reconocer imágenes y relacionarlas a palabras, comienzan a identificar colores y formas, además de identificar más partes de su cuerpo.

 

Estimula su inteligencia pidiéndole que te diga lo que ve en imágenes. Ayúdale a  identificar figuras y colores. Pregúntale qué hizo o comió ayer.

 

Es buen momento para comenzar a contar objetos. Por ejemplo, mientras leen un cuento, pídele que cuente cuántos animales hay.

 

Los niños de esta edad también comienzan a participar en juegos imaginativos y pueden comenzar a moldear plastilina y garabatear.

 

Tu niño comienza a recordar y memorizar: ¡No te desesperes si te pide leer el mismo cuento, escuchar la misma canción o el mismo juguete! Así, él aprende y conoce el mundo, así retiene la información.

 

  • 18 a 24 meses

En esta etapa el lenguaje es muy importante: canten, lean cuentos, pídele que te platique lo que le pasa y lo que siente. Ayúdalo a entender y seguir instrucciones más complejas. Su memoria mejora mucho en esta etapa: ayúdale a identificar diferentes sonidos y a cantar canciones nuevas . El juego simbólico, en el que pretende y usa su imaginación, es una gran oportunidad de estimulación. Pídele que organice objetos por forma o tamaño. Tu niño comienza a decidir, comienza a presentarle dos opciones y déjalo que él decida. Así lo ayudarás a asumir las consecuencias de sus decisiones y a ser responsable.

 

Lo ideal es ir aumentando la dificultad de las actividades, pero siempre respetando el ritmo de cada niño. Interactuando, apoyando y exponiendo a tu niño a nuevas experiencia, estimularás su inteligencia, y lo volverás una persona más feliz y divertida. Recuerda: ¡puedes estimular la inteligencia de tu hijo con el material que tengas y en el lugar que estés!

Sara Bromberg
Última actualización: Vie, 05/11/2018 - 04:50