¿Depresión de alto funcionamiento? Sí existe y estas son las señales…

¿Depresión de alto funcionamiento? Sí existe y estas son las señales…

Vida de mamá
Foto: IG @ivonnebvega
Foto: IG @ivonnebvega

Mami, ¿has sentido que haces todo de forma automática sin que realmente disfrutes lo que estás haciendo?. Es decir, estás tan ocupada que ni cuenta te das si estás feliz o triste, simplemente tienes que cumplir con todo lo más pronto posible… Tal vez deberías conocer más sobre la depresión de alto funcionamiento.

 

Sí, este padecimiento realmente existe y no es nada parecido a la depresión que se conoce normalmente, como sentirte triste todo el tiempo o permanecer acostada sin ganas de nada. Al contrario, hacen tantas cosas y aparentan una felicidad que es imperceptible.

 

Sin embargo, cuando la depresión de alto funcionamiento no es detectada y, por ende, no se lleva un tratamiento adecuado, las personas tienen una menor calidad de vida, lo cual impacta en su salud física y emocional.

 

¿Cómo saber si padeces este tipo de depresión? Existen algunas señales que indican que es momento de hacer un alto y atenderte con un especialista por el bien de tu salud y de las personas que te rodean (como tus hijos).

 

1. Dificultad para experimentar alegría. Ya no disfrutas las cosas que te hacían feliz, incluso, todo te da lo mismo aunque estés pasando por un momento excelente a nivel personal o profesional o las actividades que te gustaban ahora las ves como un compromiso (como reunirte con amigas, ir al parque)

 

2. Baja energía. Te sientes tan agotada que apenas reúnes fuerza para hacer las actividades del día.

 

3. Haces críticas internas muy estrictas. No importa que logres los objetivos que trazaste, simplemente piensas que no hiciste lo mejor, que no tienes grandes habilidades o capacidades, aun cuando hayas puesto todo tu empeño. Incluso, le das poca importancia a los elogios de los demás.

 

4. Todo te parece mal. Piensas que nadie se esfuerza lo suficiente, que no saben lo que deberían para ocupar los puestos que tienen o, simplemente, te molesta que se comporten de una forma o de otra.

 

5. Te irritas con facilidad y en exceso. Así sea algo muy insignificante como el que tu hijo haya agarrado tu pluma favorita o que se haya caído el vaso con agua, creas una tormenta.

 

6. Sentimiento de culpa y frustración. Siente que todo lo que pasa o no es tu culpa. Te cuestionas si realmente querías la vida que tienes, si realmente te esfuerzas lo suficiente o lamentas todo el tiempo que no pasas con tus hijos.

 

7. Cuando no estás ocupada te embarga la tristeza. Sientes ganas de llorar, de correr o de escapar de algo que ni siquiera entiendes.

 

8. Vives buscando la perfección. Nada es suficiente para ti. Piensas que siempre se pueden hacer mejor las cosas (pero de forma exagerada), y esto se convierte en demandas poco realistas que te afectan a nivel emocional y mental.

 

 9. No descansas lo suficiente. Aunque te sientas cansado y quieras descansar, piensas que no hay tiempo para hacerlo porque tienes que cumplir con muchos pendientes en la casa o el trabajo. NO te das un BREAK.

 

Estas señales de la depresión de alto funcionamiento indican que se trata de un padecimiento que debe llevar un tratamiento adecuado, para que tengas una mejor calidad de vida.

Naran Xadul
Última actualización: Vie, 06/01/2018 - 15:07