Pequeñas decisiones que pueden ayudarte a que tu familia esté más sana

Pequeñas decisiones que pueden ayudarte a que tu familia esté más sana

Consejos
Foto: IG @soymamarula
Foto: IG @soymamarula

Como mamás, influimos en la forma en que nuestros hijos invierten su tiempo todos los días. Podemos fomentar en ellos buenos y malos hábitos ¡y no sólo alimenticios! También sobre la forma en que activamos nuestros cuerpos y mentes.

 

Por eso, te compartimos algunos consejos:

 

         1. ¡Una regla básica! No saltarse el desayuno. Muchas veces las prisas nos hacen salir rápido de casa y ni siquiera tenemos tiempo para desayunar, pero esto es malísimo para nuestro organismo. El desayuno despierta a nuestro cuerpo y cerebro.

        2. Elige las opciones más saludables en el supermercado. Enseña a tus hijos a fijarse en las etiquetas de los alimentos que eligen. Puedes optar por opciones de alimentos saludables, como proteínas magras, productos bajos en grasa o reducidos en sodio y aquellos endulzantes con sustitutos de azúcar. Así, podrás equilibrar su consumo calórico y fomentarás una alimentación saludable en tu familia.

        3. ¡Acércalos más al deporte! De acuerdo con un estudio de Mayo Clinic, ver más de una hora de televisión al día puede tener algunas repercusiones en los niños, tales como tener malos hábitos de sueño, padecer problemas de atención y tener dificultades para relacionarse. En cambio, si incentivamos que nuestros hijos practiquen algún deporte o salgan a jugar ¡activan sus cuerpos y habilidades sociales!

       4. ¡Construye espacios y momentos familiares! Genera un ecosistema en casa que propicie el cariño familiar, la comunicación entre todos, la diversión compartida. Ya sea que diario coman juntos, que en el fin de semana dediquen un día a visitar la ciudad como familia, que los sábados sean noches de juegos de mesa… Elijan la actividad que sea, ¡lo importante es hacerla juntos!

        5. Fomenta una lectura diaria. La lectura tiene muchísimos beneficios: los ayuda a tener buena autoestima, generar relaciones familiares, desarrolla su lenguaje y mejora su capacidad de comunicarse. Lee con ellos diariamente por lo menos veinte minutos, puede ser antes de dormir.

Foto: IG @Soymamarula

 

      6. Incluye en su dieta productos hechos con sustitutos de azúcar ¡En la escuela, en el trabajo, festejos y momentos sociales. Los puedes encontrar en cereales, aderezos, dulces, yogurts, bebidas, jugos e infinidad de productos del supermercado. Además no sólo son útiles cuando estamos a dieta, sino que debemos involucrarlos en nuestro día a día para controlar los niveles de glucosa en sangre, controlar nuestro consumo calórico y prevenir la aparición de caries en los niños.

       7. Prepara algo casero. También es muy rico comer algo que se ha preparado de cero, además de que tus hijos sienten el esfuerzo extra que usaste para prepararlo. Verduras naturales, hamburguesas, postres from scratch… ¡Cuando cocines postres recuerda que también puedes usar endulzantes sin calorías!

       8. ¡Genera una conciencia positiva! Cuando nuestros hijos nos ven diariamente enfrentando las circunstancias de la vida de forma positiva, sin enojarnos y tratando de entender por qué sucedes las cosas… ellos también lo hacen. Es esencial que razonen y comprendan que, en la vida, no todo sucede como nosotros queremos, pero sí podemos decidir la manera en que nos enfrentamos a dichos sucesos.

Naran Xadul
Última actualización: Lun, 04/30/2018 - 12:18